Si su gato presenta se le ha dado por rascarse constantemente y lamer, seguramente está acusando un problema de piel.

Los gatos son susceptibles a infecciones de la piel, a parásitos, alergias, y muchas otras enfermedades frecuentes en las personas. A continuación presentamos las más comunes y los consejos para tratarlas:

El acné felino

Los gatosal igual que usted pueden tener granos también. El acné felino suele aparecer en la barbilla y alrededor de un gato. Las posibles causas son el estrés, un pobre aseo, una reacción medicamentos, o una condición de la piel subyacente. Su veterinario puede recomendar un champú especializado o gel para tratarlo, o antibióticos si una infección bacteriana acompaña el acné.

Infecciones Bacterianas

En muchos casos, las infecciones bacterianas de la piel se desarrollan como resultado de otro problema de la piel. Por ejemplo, el acné felino puede hacer que los folículos del pelo de un gato estén más vulnerables a la infección, dando lugar a la foliculitis. Las infecciones bacterianas se pueden tratar con antibióticos, pero es importante para hacer frente a cualquier condición subyacente de la piel para prevenir una recurrencia.

Infecciones en orejas por levaduras

Las infecciones por levaduras son causadas por un hongo y también es más probable en los gatos que tienen otros problemas médicos. El oído es uno de los lugares más comunes para una infección por levaduras. Los síntomas pueden incluir una secreción de color negro o amarillo, enrojecimiento de la oreja, y rascado persistente del oído. Las infecciones por hongos son fáciles de diagnosticar y responden bien al tratamiento con un agente antihongos.

Tiña

La tiña es otro tipo de hongo que afecta a los gatos, especialmente los gatitos menores de un año. Causa lesiones circulares en la cabeza de un gato, orejas y patas delanteras. La piel alrededor de estas lesiones está con frecuencia escamosa y calva. La tiña es altamente contagiosa y puede propagarse a otros animales domésticos en el hogar, así como a la gente. El tratamiento depende de la gravedad, pero pueden incluir champús especializado, pomadas o medicamentos orales.

Fuente: mascotas.org

Anuncios