Una de las cosas que más llama la atención de los perros de la raza conocida como ‘perros de agua’ es su aspecto físico, especialmente su pelaje. Y es en lo que deben centrar más sus cuidados los dueños de estos animales.

La salud de los perros de agua en principio no debe ser un problema, ya que son perros de raza, con lo que en principio son muy sanos y tienen pocas posibilidades de ponerse enfermos. Si seguimos unas normas básicas de salud, nuestra mascota deberá visitar muy pocas veces el veterinario:

• Darle un pienso sano y completo

• No dar de comer nunca huesos que se astillen a nuestro perro. Los perfectos para que ellos puedan disfrutar sin problemas son los de buey.

• Llevar al día su calendario de vacunas y desparasitaciones

• Asegurarnos de que haga ejercicio un mínimo de media hora al día

Los cuidados más específicos que requiere un perro de agua son los relacionados con su pelaje, ya que al ser de tipo lanoso es fácil que se les adhiera todo tipo de suciedad. También es importante que controlemos sus orejas, ya que al tenerlas caídas es más fácil que se le ensucien o se le introduzca algún objeto, incluso agua si han estado nadando.

En cuanto al pelo, debemos cortar el pelaje de un perro de agua al menos una vez al año. Nunca deberemos cepillarlo, porque lo único que conseguiríamos es deshacer sus ‘cordones’. También es bueno que al lavarlo lo dejemos secar al aire libre, sin manipularlo. De esta manera intentaremos que sus característicos cordones se mantengan inalterables.

Fuente:mascotas.org

Anuncios