La mayoría de personas que tienen un acuario por primera vez tienden a cometer el error de alimentar demasiado a sus mascotas, con lo que además de dañar su salud lo único que consiguen es crear problemas en el filtro de la pecera.

Debemos tener en cuenta que el pez es un animal ‘oportunista’, es decir, come todo lo que tiene a su alcance, tenga o no hambre. Los expertos consideran que la mayoría de especies tienen suficiente con que se les alimente una vez al día. El momento del día en el que se les de no es importante, pero sí que debemos tener especial cuidado en proporcionarles una cantidad más o menos regular de comida cada vez, para evitar posibles ‘atracones’.

Para saber cuanta comida hay que darles, debemos tener presente una norma práctica muy fácil: echarles en el acuario la cantidad que hayamos comprobado son capaces de consumir en 5 minutos. Más que nada esto obedece a que si les damos más alimento del necesario, éste quedará flotando en el acuario. De esta manera se producen ciertas toxinas perjudiciales para nuestros peces.

Un consejo final: debemos fijarnos en el tipo de alimento que damos a nuestros peces, consultando tanto a nuestra tienda de mascotas como el envase de los paquetes de comida que hayamos adquirido. Es una buena idea que llevemos un control escrito tanto de las cantidades como del tipo de alimentación que damos a nuestros animales. Así, no habrá ningún problema si otra persona debe cuidarlos por unos días.

Fuente:mascotas.org

Anuncios