Cuando has decidido tener periquitos como mascotas, es muy importante que conozcas algunos detalles de su comportamiento.

Es muy probable que con el paso del tiempo consideres la llegada de un nuevo periquito a la familia. Entonces debes tomar las siguientes precauciones.

A los periquitos les gusta vivir con otros seres de su misma especie, pero no siempre le dan un buen recibimiento al nuevo compañero. Si bien puede ocurrir que el periquito viejo lo acepte inmediatamente, también se presentan ocasiones en que el nuevo periquito es atacado cruelmente, o ignorado por completo.

Los periquitos antiguos suelen ver al nuevo como un intruso, por eso es muy recomendable que sigas estos pasos.

Pon al nuevo en una jaulita aparte los primeros días y procura que se acostumbre a tí gradualmente, prestándole mucha atención y dándole mucho cariño. Estos días te servirán también para asegurarte de que el nuevo animal no trae ninguna enfermedad.

A los pocos días coloca su jaula en el mismo ambiente que la jaula del o los periquitos residentes, de esa forma entrarán en contacto visual para inicir una relación gradualmente.

En caso de que sueltes a tus periquitos por la habitación, hazlo solo con los viejos, para que se acerquen por ellos mismos a la jaula del nuevo. Luego de unos días puedes abrir las dos jaulas y observar su comportamiento.

Finalmente introducirás al nuevo periquito a la jaula con los demás. Puedes cambiarles de sitio los accesorios y el mobiliario para que pierdan algo del sentido del territorio e incorporen al nuevo periquito como parte de la nueva disposición de los elementos.

Fuente:mascotas.org

Anuncios