Las infecciones del oído en perros son relativamente sencillas de diagnosticar, si crees que tu perro está padeciendo otitis canina, observa su comportamiento.

Algunos perros son muy propensos a padecer de infección de oído. Quizás tu perro sea uno de ellos. En otros casos puede ocurrir un episodio de forma aislada, y verte enfrentado por primera vez a un problema de este tipo en tu perro.

Te darás cuenta de que tu perro tiene una infección de oídos porque presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Se rasca insistentemente la zona de alrededor de la oreja
  • Frota las orejas por el suelo o incluso contra los muebles. En casos de mucho dolor tu perro puede realizar movimientos bruscos con su cabeza.
  • En los casos más graves, cuando la infección llega al oído medio del perro, se puede ver afectado su equilibrio. Notarás esto si ves a tu perro dando vueltas en círculo, o tambaleándose de un lado al otro con cara de despiste.
  • Otro síntoma de infección del oído medio del perro es cuando tuerce la cabeza hacia un lado (el lado del oído afectado), cuando padece pérdida del equilibrio o presenta un movimiento extraño de los globos oculares.

Si notas alguno de estos síntomas de infección de oído, debes acudir con tu mascota al veterinario, quien realizará el diagnóstico mirando el oído de tu perro con un otoscopio. También pueden mandarle una examen de las células presentes en las secreciones (citología), o indicar cultivos, biopsias o radiografías.

Fuente: mascotas.org

Anuncios