Como-adiestrar-un-gato-a-pasear-en-la-calle-con-un-arnés-y-correaLos gatos son animales curiosos por naturaleza, levan la sangre salvaje y les encanta el aire libre. Obviamente, dejar tu gato suelto por las calles puede no ser una buena idea, especialmente para quien vive en grandes ciudades, con gran cantidad de vehículos y gatos callejeros, situaciones que pueden representar un gran peligro para la integridad de tu mascota.

Por otro lado, si estás dispuesto a entrenar tu gato, será posible llevarle a pasear a la calle con un arnés y correa. Quizás los gatos no colaboren tanto cuanto los perros, pero con un poco de paciencia podrás tener el gusto de pasear con tu felino por tu barrio, aprenda cómo:

Lo primero es comprar un arnés apropiado para la edad de tu gato y con una correa que pueda ser retirada y puesta cuando la necesites.

Empieza el entrenamiento antes de alimentar el gato que es el momento en que está más receptivo. Deja que el gato huela y juegue con el arnés para familiarizarse con él. Después, prenda la correa en el arnés. El gato puede tener dos reacciones: o quedar quieto agachado próximo al suelo o debatirse en pánico. No interfiera a no ser que el gato pueda hacerse daño.

Permita que el gato esté en casa con el arnés y después de unas de unas 3 horas remuévalo. Repita el proceso hasta que el gato este 100% acostumbrado.

Determina una ruta dentro de tu casa para caminar con tu gato después que este se acostumbre con el arnés. Debes entrenarle a caminar siempre junto a ti.

Deja la puerta de tu casa abierta y empieza a andar poco a poco hacia este sentido. Guía el gato pero no le obligue. Deberás a cada día seguir entrenando el gato incrementando 5 minutos fuera de casa.

Ofrezca recompensas así que llegare a casa, a él le encantará salir de paseo, sobre todo si al retornar recibe regalitos.

Tendrás que ser paciente sobre todo cuando el gato entra en pánico e intentar esconderse, es común para los felinos que no están acostumbrados con la calle. Espera que se calme para después hacerle dejar su escondite.

Siga el ritmo del gato, ellos son ariscos y no pueden ser obligados a andar perfectamente junto a ti.

Fuente: mascotas.org

Anuncios