2¿Qué es un perro con pedigree? Este concepto no está muy claro entre los amantes de los perros, por eso, hoy quiero dedicar el artículo a aclarar un poco este concepto que es tan valorado por los criadores de perros.

El pedigree es el certificado en el que se detalla toda la historia pasada del cachorro. Los cachorros con pedigree son aquellos cachorros que tienen, llamémosle, un árbol genealógico, en el que figuran los padres del cachorro, a la vez, los padres de éstos, etc., hasta un mínimo de tres generaciones pasadas, así como otros datos como los anteriores propietarios o criadores, los premios que han ganado sus antepasados en concursos de belleza o agility, etc. De lo que se trata con el pedigree es garantizar que el cachorro ha tenido un exhaustivo seguimiento por parte de sus criadores en el que se ha cuidado el más mínimo detalle en cuanto a su historia personal.

Pero, ¿cualquier cachorro puede ser un cachorro con pedigree? Obviamente, no. El principal requisito, pues, para formar parte del “club” de los cachorros con pedigree es que el cachorro sea de pura raza, y no se hayan producido cruces indeseados entre sus antecesores. Esa es el principal requisito.

Las personas interesadas en adquirir un cachorro con pedigree, suelen ser personas que quieren los perros para iniciarse en la cría de una raza específica, presentarlo a exposiciones y/o concursos de belleza o agility, garantizar el temperamento específico de la raza en cuestión, o simplemente presumir de perro con pedigree, por lo que, un cachorro con pedigree suele costar bastante más caro que otro que se adquiera como una transacción comercial.

El propietario que quiere obtener el pedigree para su cachorro debe inscribirlo durante los primeros 30 días de vida ante la Sociedad Canina de cada país y presentar toda la documentación que se requiere durante el primer año de vida del cachorro, siempre y cuando, haya una garantía de que sus antepasados son de pedigree. Si tienes un cachorro de raza pura pero no sabes su pedigree, debes obtener el certificado del Registro de Razas Caninas otorgado por la Real Sociedad Canina de tu país. Para ello, el cachorro debe tener un año, microchip, aspecto morfológico propio de la raza pura, buenas condiciones sanitarias y ser un perro equilibrado emocionalmente. Tras este certificado, deberás presentar al cachorro a exposiciones para que los jueces valoren sus características y lo valoren como pura raza. Este perro nunca podrá conseguir el pedigree, pero sí lo harán los cachorros de la tercera generación descendiente, que hayan sido, evidentemente, cruzados con otros perros de raza para garantizar esta pureza.

Como ves, es todo un trabajo, cuya ventaja es saber a ciencia cierta las características morfológicas y temperamentales que tendrá tu perro y sus descendientes, pero si quieres disfrutar del amor, la compañía y la lealtad de un perro, todos son iguales, con pedigree y sin pedigree. La educación, cuidados sanitarios, alimentación, etc, es la misma, pero los cuidados y gastos económicos son más altos en perros con pedigree, dado el estilo de vida que van a llevar estos perros que son de exposición y/o competición.

Fuente: lamascotafeliz.blogspot.com.es

Anuncios