3Si la preparación para un casamiento, o simplemente el paso de vivir junto a tu pareja, ya es complicada, la situación es aún peor cuando tu pareja y tú tienen mascotas que no están acostumbradas a convivir con otro animal. Para que la convivencia sea lo más pacifica posible, lo mejor es dejar bien claro a ambas las mascotas que los dueños del hogar eres tú y tu pareja.

El primer encuentro entre los perros no puede ocurrir dentro de casa, debe ser en la calle. Evita colocaros frente a frente, tú y tu pareja deberán caminar lado a lado, con tranquilidad. Cuando sientas seguridad, puede acercar los animales, siempre sujetos por un collar y cadena para tener más control. Si el encuentro es entre gatos o envuelve gatos, lo mejor es que no interfieras. Si el gato sentirse molesto, podrá el perro en su sitio. Es normal que se quede un tiempo escondido.

Los perros y gatos pueden convivir sin problemas, ellos trataran de imponer sus “reglas”. Si se enfada uno con el otro, deja que ellos mismos hagan las paces. Si el perro es muy agresivo, mejor tener cuidado, esté siempre junto con ellos y al salir de casa, lo mejor es dejarles en habitaciones separadas.

No dejes ítems que puedan acabar incentivando una batalla, desde los juguetes hasta la comida. Lo mejor es que los animales coman en un mismo horario, pero en estancias separadas, para que un no quiera la comida del otro.

Para convivir un cachorro pequeño con un perro anciano, es necesario tener algunos cuidados para no estresar el perro más viejo. Llama la atención del perro pequeño cuando esté molestando el otro. Agrada más al perro anciano que al cachorrito, para que el pequeño no se sienta tan confiado y mimado. El más mayor debe recibir más cariño y atención ya que es más sensible.

Fuente: lamascotafeliz.blogspot.com.es

Anuncios