10929549_936120219733865_2539557022627387312_nLos perros tienen dos tipos de comportamiento. El innato es el que se transmite a través de la herencia genética; y el adquirido es que se basa en la experiencia y la educación recibida a lo largo de su vida. El ambiente es determinante en el equilibrio entre los dos tipos de comportamiento.
Comportamiento innato
El comportamiento innato es el que se hereda genéticamente igual que se transmite el color, el tamaño o la forma. Por eso se puede hablar de un determinado carácter según la raza a la que pertenezca el animal: todos los que son de una misma raza poseen caracteres semejantes; Este tipo de comportamiento no tiene que ver con el ambiente en el que se desarrolla o las condiciones en las que vive y, aunque sean cambiantes, estos factores no lo influyen ni lo alteran. Un ejemplo de comportamiento innato es la defensa de las crías que hace la madre. Aunque tenga confianza plena en su propietario, enseñará los dientes y gruñirá si alguien intenta arrebatarle a sus cachorrillos. Más