11091183_977913502221203_1909429280526972980_nCaracterísticas
Altura: los machos entre 57 y 63 centímetros. Las hembras, entre 53 y 59 centímetros.
Peso: en torno a 30 kilogramos los machos. En torno a 25 kilogramos las hembras.
Color: leonado o atigrado, con máscara negra. Longevidad: de 9 a 12 años.

El bóxer es un perro compacto y de tamaño mediano de origen alemán. Sus antepasados más antiguos son dos razas centroeuropeas de tipo moloso: el Bullenbeisser y el Barenbeisser, aunque la principal aportación al linaje del bóxer moderno proviene del Brabant bullenbeisser, un tipo de bullenbeisser de tamaño más reducido. En cualquier caso, todos sus ancestros eran perros de caza mayor, que debían ser muy resistentes y fuertes, además de tener un gran impulso de presa, ya que su labor era ayudar a los cazadores persiguiendo y sujetando a las presas.

Los antepasados del bóxer fueron cruzados con el Bulldog inglés, con el objetivo de obtener perros boyeros que pudieran utilizarse para controlar al ganado vacuno. Debido a la facilidad con que se podía adiestrar, la nueva raza fue pronto utilizada en circos y espectáculos. No fue hasta el año 1849 que se estabilizó el estándar de la raza, labor que recayó en tres expertos alemanes llamados Roberth, Konig y Poner, quienes exhibieron a estos ejemplares en una exhibición canina celebrada en Munich el año siguiente. Finalmente, en 1896 fundaron el primer Boxer Club y en 1904 se conformó el primer libro de registro del perro bóxer, definiendo el estándar de la raza en función de sus características como perro de trabajo.

El nombre, según algunos autores, haría referencia a los golpes que los ejemplares de esta raza darían con las patas a la hora de pelear, lo que recordaría a un boxeador. Otros especialistas sugieren la hipótesis de que la palabra bóxer sería una degeneración del término boxl, con el que se conocía coloquialmente a los Brabant Bullenbeisser.

Estándar
La cabeza del bóxer es cuadrada y fuerte y debe estar bien proporcionada con el cuerpo, no siendo ni muy liviana ni muyboxer1 pesada. El cráneo es estrecho y anguloso y la mandíbula poderosa, presentando prognatismo -el maxilar inferior sobresale por delante del superior-. El hocico se caracteriza por su máscara negra. Los dientes no son visibles cuando el perro tiene la boca cerrada.

El cuello es ancho, fuerte, redondo y musculoso. La nariz es ancha y negra, con grandes orificios nasales. Las orejas, de inserción alta, caen a ambos costados sobre las mejillas cuando el perro está relajado. Cuando está atento, caen hacia adelante con un marcado pliegue. Antiguamente se solían amputar las orejas con fines estéticos, pero en la actualidad esa práctica se ha erradicado. En cuanto a los ojos, son de color oscuro y no deben ser demasiado pequeños ni protuberantes o hundidos. La expresión facial denota energía e inteligencia y no debe ser amenazadora.

Cuerpo y cola. El bóxer tiene un cuerpo cuadrado, compacto y musculoso. La cruz está bien definida y la espalda es recta. El pecho es amplio y profundo, el antepecho está bien desarrollado y los cuartos traseros son muy musculosos. Está cubierto por un pelaje corto, duro, brillante, suave y pegado a la piel. La cola es de inserción alta y no debe ser amputada.

Los colores permitidos según el estándar de raza son el leonado y el atigrado, con todas sus variantes. Las manchas blancas son aceptadas siempre que no superen un tercio de la superficie total del cuerpo del bóxer. No son apreciadas las manchas blancas que cubran la mayor parte de la cabeza del bóxer o que cubran un lado de la misma.

Carácter
El bóxer es un perro muy alegre y lleno de curiosidad. Le encantan los juegos, incluso cuando es adulto y es muy confiado. Con una energía desbordante, puede pasar horas y horas jugando. También es muy sociable, tanto con las personas como con otros perros, aunque se aconseja socializarlo y educarlo desde cachorro para minimizar los riesgos derivados de sus características físicas. Por otro lado, este perro tiene un fuerte impulso de presa, volviéndose temible cuando se enfrenta a un adversario.

Buen lazarillo
El bóxer ha sido utilizado como perro policía, lazarillo y perro de bomberos gracias a que cuenta con cualidades como valentía, fuerza, agilidad y un gran olfato. Se trata de un perro fiel, dócil, inteligente y vigilante, lo que le hace ser un compañero muy completo para cualquier labor. Sin embargo es feroz y dominante y puede atacar con gran velocidad a otros perros, especialmente a machos, cuando alguno de los suyos es agredido.

Perro de guarda
Aunque el bóxer puede ser utilizado, y de hecho lo es, como perro de guarda y defensa debido a su extraordinaria fuerza y su impulso de presa, sus belfos colgantes y su nariz achatada le dificultan la intensa actividad que debe llevar a cabo un perro de protección. Por esa razón en la actualidad ha sido desplazado por otras razas en el campo de la guarda y defensa.

Día a Día
Los climas excesivamente fríos no son recomendables para esta raza, ya que su escaso y corto pelaje no le permite soportar temperaturas muy bajas. En este sentido, puede ser conveniente disponer de un abrigo para el perro para utilizarlo en caso de que haga frío.

El alimento justo
Su alimentación ha de estar prescrita por su veterinario y, habitualmente, constará de una ración de 450 a 550 gramos de alimento completo seco. Algunos ejemplares pueden presentar algún problema digestivo por lo que la dieta cobrará especial importancia.

Ejercicio
El cachorro de bóxer necesita realizar mucho ejercicio físico diariamente para desarrollarse correctamente. Antes del destete, el cachorro necesita jugar con sus hermanos para realizar ejercicio. A medida que va creciendo, necesita ejercicio para mantenerse en forma y desarrollar su musculatura. Por otro lado, su hocico achatado puede causarle dificultades respiratorios, razón por la cual, aunque necesita realizar ejercicio físico con regularidad, no es conveniente someterlo a actividad física intensa en climas cálidos.

Cuidados
El bóxer puede tener predisposición genética a padecer algunas enfermedades; de hecho, se cuenta entre las razas con larga lista de posibles patologías. Esto también se debe a la gran difusión de la raza y el gran número de ejemplares que existen, en comparación con otras.

Entre las enfermedades que pueden afectar a nuestro bóxer hay diversas dolencias cardíacas -cardiomiopatía dilatada del bóxer, estenosis subaórtica-, displasia de cadera, tendencia a la torsión gástrica, epilepsia, hipotiroidismo y alergias cutáneas. También presenta tendencia a desarrollar tumores, especialmente a partir de los ocho años de edad, por lo que es necesario someterlo a revisiones veterinarias con cierta periodicidad. Entre los más habituales se encuentran los linfomas, histiocitomas y mastocitomas.

Higiene básica
Por lo demás, el bóxer no suele presentar problemas relacionados con el pelaje, aunque pierde pelo, obligando a su dueño a cepillarlo regularmente. No necesita baños con excesiva frecuencia, ya que se trata de un perro bastante limpio.

El bóxer blanco
Aunque existen los ejemplares completamente blancos, no son aceptados por la Federación Cinológica Internacional -FCI- y en consecuencia no suelen usarse para la crianza, no solamente por razones estéticas, sino porque, el pelo blanco puede estar asociado a un defecto genético que implica sordera.

Sin cortes
Aunque antiguamente el estándar de belleza apreciaba el corte de orejas y rabo en los ejemplares de bóxer, actualmente existe una mayor conciencia en el ámbito de la protección de los animales, de forma esa práctica se ha erradicado y tanto las orejas como la cola deben estar completas.

¿Sabías qué …?
El bóxer es una de las razas más populares del mundo y se encuentra entre las 10 razas más numerosas de todo el planeta.

Fuente: www.affinity-petcare.com

Anuncios