Los perros en verano corren ciertos riesgos. Primero, el calor, que puede deshidratarlos. Y segundo, las garrapatas. Y hay que estar atentos a ambos factores. Pero, ¿Cómo podemos saber si nuestro perro tiene esos bichitos? Es posible que tu perro tenga el pelo largo, y ya de por sí, por los enredos, se suele rascar mucho, por eso hay que tener en cuenta otros síntomas.

maxresdefault-2

Normalmente, se suelen rascar, igual que  cuando tiene pulgas. La garrapata segrega un líquido anestésico que hace que el perro no se dé cuenta de que está ahí, aunque después de un tiempo, ya le empieza a picar. Por eso, hay que hacer cada cierto tiempo, una inspección minuciosa de nuestro perro. Esto se da en verano, porque es el verano es la época de reproducción de las garrapatas.

Se suelen alojar ante todo, cerca de las orejas, así que echa un vistazo en esa zona, y en las cercanas, como pueden ser ojos, cuello o nuca. También suelen alojarse entre los dedos de las patas, y puede llegar a ser un problema, si no tenemos cuidado.

Debemos también tener en cuenta las picaduras de garrapata. Estas se dan, una vez la garrapata ha dejado el huesped. Al rascarse por el picor, los perros corren el riesgo de que se le infecte la herida, así que debemos localizar la picadura, que normalmente estará en las zonas que hemos dicho, y es seguro que tenga la piel inflamada y roja.

Después, deberías desparasitarlo, por si acaso ha puesto huevos. Si has encontrado una picadura, lo mejor es que acudas a vernos, y te podremos aconsejar mucho mejor, desparasitarlo y recomendarte los mejores cuidados para tu mascota.

MASCOTAS-SIN-PILGAS

Si has encontrado la garrapata, debes eliminarla. Hay muchos vídeos donde te enseñan a hacerlo, y tienes que verlos, para que no se quede la cabeza de la garrapata dentro del cuerpo de tu mascota.

Fuente: http://www.ocio.net

Anuncios