12249886_1095842930428259_5320027561611578514_nIntroducción

Nuestra mascota tiene que ser vacunada cada año; Sin embargo, las vacunas más importantes de su vida son las que se le administran durante su primer año y medio de vida.

Cuando una mascota entra en casa o en la familia es importante examinarlo y desparasitarlo si fuese necesario. La vacunación es una de las responsabilidades que tiene el propietario con la salud de su mascota pues el animal, al igual que los humanos, también necesita contar con protección para su sistema inmunitario. Algunas de las enfermedades víricas que pueden afectarle y que podemos evitar con la vacunación son varias, como la parvovirosis, el moquillo, la hepatitis canina o la rabia.

Es importante establecer qué vacuna necesita y el programa que ha de seguir la mascota a lo largo de su vida

Es importante tratar de tener la máxima información posible para que pueda crear una pauta más eficaz. Si la madre del cachorro está correctamente vacunada, se asegura una buena inmunidad pasiva de éste durante las primeras semanas de vida. Normalmente no se vacuna a ningún cachorro de menos de seis semanas y la primera vacuna que se le administra es contra la parvovirosis. Existe un tipo de vacuna que se puede administrar en caso de que el cachorro tenga menos de seis semanas; se llama puppy y le inmuniza contra la parvovirosis y contra el moquillo. A partir de los dos meses se le pueden administrar otras vacunas aunque es importante saber que las vacunas más importantes para un cachorro son la vacuna contra el moquillo y la vacuna contra la parvovirosis.

EDAD VACUNA
6 semanas Parvovirosis
8 semanas -2 meses- Triple -moquillo, hepatitis leptospirosis-, parvovirosis, coronavirus o tos de las perreras
De 12 a 13 semanas Refuerzo de la triple y de la parvovirosis
De 5 a 6 meses de edad Rabia
Cada año Rabia, parvovirosis y triple

Razas muy sensibles

Razas muy sensibles

Es interesante saber que hay algunas razas que son más susceptibles de contraer, por ejemplo, la parvovirosis, el moquillo o el coronavirus como el Pastor alemán, el Rottweiler, el Bóxer o el Pitt bull.

La protección de la leche materna

Es importante cumplir el programa de vacunación porque, aunque la leche materna le haya provisto de defensas, a partir de los 2 meses el cachorro empieza a tener menos inmunidad pasiva y a los 3 meses es prácticamente inexistente.

¿Está ya vacunado?

¿Está ya vacunado?

Lo más habitual es que un cachorro llegue a la familia con unas 7 semanas de edad así que puede que ya hay sido vacunado contra la parvovirosis y el moquillo. Es importante preguntarlo y, si es así, deberían entregarle su cartilla sanitaria en la que tiene que figurar la vacuna administrada y la fecha en la que la recibió. La cartilla sanitaria es, junto con los de identificación, uno de los documentos más importantes de nuestra mascota.

La geografía influye

También hay que tener cuenta la zona geográfica en la que nos encontramos, si vivimos en la ciudad, en el campo, si hay animales asilvestrados en la zona, etcétera. Por ejemplo, en áreas donde haya un riesgo alto de que se produzcan infecciones por garrapatas se recomendará la vacuna contra la enfermedad de Lyme.

Perro protegido, familia protegida

La vacunación es muy importante, no solo para el perro sino también para la familia y las personas que vayan a estar en contacto con él o ella. Algunas enfermedades, como la rabia, pueden ser trasmitidas al ser humano, en España hay muy pocos casos de rabia pero la prevención siempre es la mejor medicina posible.

Fuente: http://www.affinity-petcare.com

Anuncios