12565636_1128398730506012_7456953366680675464_nIntroducción

Antes de que un perro entre en la familia se ha de conocer todo lo posible sobre sus características y valorar si su tamaño, su carácter y sus necesidades son los más idóneos para nuestro día a día. Sin embargo, también hay que tener en cuenta otro aspecto: el sexo.

Por norma general, la diferencia entre macho y hembra estriba en varios aspectos que se han de valorar, como el tamaño, la fisiología y el comportamiento. Para empezar, a menudo los machos son de mayor tamaño que las hembras. Y a pesar de que esta diferencia casi no se aprecia en algunas razas, en otras implica una diferencia de varios kilos, como en el caso de muchos molosos.

Más

Anuncios