12688153_1135280583151160_3067471797704467010_n

Un exceso de euforia cuando saluda al dueño, conductas destructivas, ladridos, autolesiones u orinar donde no toca pueden ser síntomas de ansiedad en el perro por separación. La solución pasará, fundamentalmente, por cambiar ciertos hábitos en la relación con el animal.

Si llegas a casa y te encuentras alguna sorpresa: objetos rotos, orina en la alfombra… es indicativo de que algo le está sucediendo. Si además, te sigue por toda la casa y cuando sales por la puerta se queda alterado o decaído y al regresar reacciona con un excesivo recibimiento, probablemente padezca el síndrome de ansiedad por separación.

Si llegas a casa y te encuentras alguna sorpresa: objetos rotos, orina en la alfombra… es indicativo de que algo le está sucediendo. Si además, te sigue por toda la casa y cuando sales por la puerta se queda alterado o decaído y al regresar reacciona con un excesivo recibimiento, probablemente padezca el síndrome de ansiedad por separación.

Más