16683866_1867013693557140_5856221164738604852_nAmasar es un movimiento rítmico de las patas delanteras del gato que recuerda a los movimientos de las manos de quien amasa el pan. De ahí viene su nombre.

El origen de esta conducta se encuentra en su fase de lactancia. Los gatitos amasan las mamas de su madre mientras amamantan, para favorecer la salida de la leche y mantener libre la nariz mientras se alimentan. Pero ese comportamiento instintivo en el que los gatos se muestran más cariñosos también responde a otros estímulos y se ve en otras etapas de su vida.

Cuando son adultos, y como producto de su domesticación, los gatos suelen amasar en situaciones de gran relajación y bienestar, es decir situaciones placenteras y confortables, como cuando recibían los cuidados de su madre. Generalmente, lo hacen mientras están en el regazo de las personas en actitud cariñosa,

Más