14906944_1814857475439429_4392925630027687723_nNo hay una sola razón por la que los gatos llegan a morder a una persona. En general, morder forma parte de la conducta natural de los gatos y pueden aparecer cuando caza, en conflictos sociales y durante el juego. En caso de mordidas hacia personas, los escenarios más comunes son las sesiones de juego y de caricias. Sin embargo, los gatos pueden morder a una persona también por miedo, por frustración, o para llamar la atención, e incluso en ocasiones, por un problema médico.

Porque no ha aprendido a jugar bien.
Los gatos jóvenes, llenos de energía y ganas de jugar, que todavía no han aprendido a jugar sin hacer daño, a menudo muerden durante el juego. Especialmente si no han tenido la oportunidad de aprender con su madre y sus hermanos: Más

Anuncios